domingo, 1 de junio de 2008

La igualdad mal entendida.

Dice la ministra Fernández de la Vega que reincorporarse al trabajo después de seis semanas de baja maternal (a propósito de la decisión de la ministra de Defensa) es "un modelo a seguir". Y yo me pregunto: ¿desde qué punto de vista? Psicológicamente, y, más aún, en los primeros tiempos, el vínculo madre-bebé no es igual que el vínculo padre-bebé. Para nada. Aunque sea políticamente incorrectísimo. Lo siento.

Eso sin mencionar el pequeño detalle de la lactancia materna, que debería ser una prioridad de salud pública. Cuando estamos ante un tema de la trascendencia de la maternidad, es importante encontrar otro lenguaje para hablar de la igualdad hombre-mujer, ya que si se hace en unos términos tan lineales y reduccionistas, corremos el riesgo de dejar fuera de la ecuación al bebé, cuyas necesidades -por lo que se ve- al sistema le importan bien poco.

Tener en cuenta las necesidades del bebé no significa dar un paso atrás, significa tener a todos en cuenta, incluido al eslabón más débil, el más necesitado, el que no se puede defender.

Los países más avanzados en materia de derechos de la mujer y de la infancia son también aquellos en los que la mujer juega un papel más activo, tanto social como políticamente. Suecia, por ejemplo, tiene 64 semanas de baja maternal; Noruega, 52; Dinamarca 50; Finlandia, 44. Estos países han comprobado que invertir en promoción de salud -física y mental- acaba por resultar más lógico, más justo... y a la larga más económico. Esos países sí son un modelo a seguir.

En el polo opuesto tenemos a Estados Unidos, donde la baja maternal como tal no existe. Casualmente, EE UU es también el país que vive más a la defensiva, el más violento del mundo, un país donde las escuelas se han visto obligadas a instalar detectores de armas. Hoy se sabe que el vínculo madre-hijo es el sustrato de la misma capacidad de amar, de convivir. Apoyarlo o no tiene una profunda trascendencia social.

No, señora Fernández de la Vega, volver a trabajar a las seis semanas de ser madre no es un modelo a seguir, es una elección personal sobre la que no opino. Pero recomendarlo públicamente... me parece que es no entender nada, y es utilizar a una ministra en concreto para dar una imagen de modernidad falsa y muy mal encaminada.

Fuente
Gracias a Paca Moya que nos ha enviado esta información por mail.

4 comentarios:

LA CANASTILLA dijo...

¡UN EJEMPLO A SEGUIR!? Me parece tercermundista el que se alarde de un hecho que como tal hace que retrocedamos un paso mas. La señora ministra deberia dar ejemplo y usar su baja maternal completa para demostrar que cualquier empresa, incluida la del gobierno, puede sobrevivir con una baja maternal, y no dar ideas a los ya retorcidos empresarios que no solo les cuesta muchisimo darte la baja completa, sino que te amenazan con el despido o reduccion de sueldo, si solamente insinuas el hecho de cogerte la hora de lactancia, os aseguro que se de primera mano de lo que hablo.
LOS EJEMPLOS A SEGUIR SON LOS QUE COMO MINIMO SE CUMPLE CON LO ESTABLECIDO POR LA LEY (aunque no sea suficiente).
Creo que la señora vicepresidenta deberia pensar mejor sus comentarios antes de hacerlos, ya que a los unicos que la ministra esta dando ejemplo a seguir es a los empresarios despotas que no respetan las bajas maternales y los embarazos.

Anónimo dijo...

Lactancia Materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé. Baja materna exclusiva para la madre seis meses mínimo.

Anónimo dijo...

¡¡Yo seré muy egoista, pero no he compartido, ni pienso compartir la baja maternal!!
Los primeros meses del bebé son fundamentales en su desarrollo, por lo que no se puede separar al bebé del pecho de su madre.
Es lo que pienso, y lo queria compartir con los visitantes de este blog.

carlos&mamy dijo...

Yo tampoco compartí la baja maternal y de hecho me parece poco tiempo los cuatro meses (ni llegan), que nos dan para estar con nuestros hijos los primeros meses de su vida como para compartirla. De hecho una vez que te incorporas al trabajo tienes que hacer lo imposible y convertirte en una superwoman para poder llevar adelante la lactancia materna, el cuidado de tu hijo y tu trabajo. No digo que el padre no pueda disfrutar de mas tiempo con su hijo, simplemente opino que no es suficiente la baja materna como para compartirla. Y soy de las que apoyan las campañas para que la baja maternal sea como mínimo seis meses. Está claro que este país tiene un déficit enorme en medidas realmente efectivas para facilitarle a la mujer su vida familiar y su vida laboral, por mucho que políticamente se proclame últimamente sobre medidas de igualdad, estamos muy lejos de paises como Suecia, Dinamarca y Noruega con 96, 50 y 42-56 de baja maternal respectivamente y son las nórdicas quienes precisamente mas amamantan a sus hijos y también son precisamente quienes cuentan con mayor presencia femenina en los consejos de administración. En fin... que necesitamos medidas efectivas y que se dejen las ministras de "dar ejemplos ineficaces pero políticamente correctos" como estos. Eso es lo que yo pienso.

Saludos y besines a todas.